Show simple item record

dc.contributor.authorGrisaffi, Thomas
dc.contributor.authorFarthing, Linda
dc.contributor.authorLedebur, Kathryn
dc.contributor.authorParedes, Maritza
dc.contributor.authorPastor, Alvaro
dc.date.accessioned2020-09-04T21:33:05Z
dc.date.available2020-09-04T21:33:05Z
dc.date.issued2020-08
dc.identifier.isbn978-612-48184-9-3
dc.identifier.urihttp://repositorio.pucp.edu.pe/index/handle/123456789/172096
dc.description.abstractEn este artículo se examinan las estrategias de control de la coca y de desarrollo en Bolivia y el Perú mediante la intersección del desarrollo participativo, el control social y la relación entre los cultivadores y el Estado. Bolivia ha surgido como líder mundial en la formulación de un modelo participativo y no violento para hacer frente al comercio de la cocaína. Entre 2006 y 2019, el Gobierno limitó la producción de coca mediante el control a nivel comunitario. Nuestro estudio concluye que el modelo boliviano no sólo ha demostrado ser más eficaz para reducir la superficie de coca que las medidas represivas, sino que también ha ampliado efectivamente los derechos sociales y civiles en regiones hasta ahora marginales. En cambio, el Perú ha seguido conceptualizando las 'drogas' como una cuestión de delincuencia y seguridad. Este enfoque ha llevado a la erradicación forzosa de cultivos financiada por los Estados Unidos, en donde la carga de la "guerra contra las drogas" recae en los agricultores empobrecidos y genera violencia e inestabilidad. A petición de los agricultores, el Gobierno peruano está estudiando actualmente la posibilidad de aplicar parcialmente el modelo boliviano en el Perú. ¿Podría funcionar? Abordamos esta cuestión a través de un trabajo de campo etnográfico, datos de entrevistas y debates de grupos de discusión en ambos países, combinados con investigaciones secundarias extraídas de informes del gobierno, las ONG y los organismos internacionales. Consideramos que para que el control comunitario tenga una posibilidad razonable de éxito en el Perú es necesario fortalecer algunas esferas clave. Entre ellas figuran, la capacidad de las organizaciones de base para autogestionarse, el fomento de la confianza en el Estado mediante una mayor colaboración y la incorporación de los cocaleros a las instituciones de desarrollo y de control de cultivos. En términos más generales, este estudio muestra cómo el éxito del desarrollo participativo depende de dos elementos. El primero es la existencia de organizaciones de base fuertes y funcionales que se refuerzan mediante un claro sentido de identidad colectiva. El otro es la confianza en el Estado, y la medida en que el Estado se compromete a permitir que los sectores rurales, indígenas y pobres de la sociedad mejoren sus vidases_ES
dc.language.isoeses_ES
dc.publisherDepartamento Académico de Ciencias Socialeses_ES
dc.relation.ispartofseriesCuaderno de Trabajo;56
dc.subjectCocaes_ES
dc.subjectCocaínaes_ES
dc.subjectPerúes_ES
dc.subjectBoliviaes_ES
dc.subjectControl Antidrogases_ES
dc.subjectDesarrollo Participativoes_ES
dc.titleDándole vuelta a la hoja: aplicabilidad regional de políticas innovadoras para el control de cultivos de drogas en los Andeses_ES
dc.typeWorking Paperes_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record